Esta página intenta ser un espacio multicultural donde todas las personas con inquietudes artísticas, en cualquier terreno que sea puedan publicar sus creaciones en forma libre y sin ningún tipo de censura. Son bienvenidas todas las muestras de las bellas artes que los lectores del blog nos quieran acercar. El único criterio válido es el de la expresividad, y todo aquél que desee mostrar sus aptitudes no tendrá ningún tipo de censura previa, reparos o correcciones. Este espacio pretende solamente ser un canal más donde los artistas de todas las latitudes de nuestra Iberoamérica puedan expresarse. Todas las colaboraciones serán recibidas ya sea en nuestro correo todaslasartes.argentina@gmail.com o bien en nuestra página en facebook denominada "Todas Las Artes Argentina" (Ir a http://www.facebook.com/profile.php?id=100001343757063). Tambièn pueden hacerse amigos de nuestra Página en Facebook yendo a https://www.facebook.com/pages/Todas-Las-Artes-Argentina/249871715069929

miércoles, 14 de diciembre de 2011

LAS CRIATURAS DEL SUEÑO, por Ramón Cabrera Naveiras, de España

Incluido en antología Tele Madrid 2003
Incluido en antología A contrareloj (Ed. Hipalage 2008)

Un hombre se durmió, y en su sueño aparecieron uno, dos, cuatro, multitud de inmundos y extraños animales de pelaje gris. Faltos de alimento se atacaban vorazmente los unos a los otros. Como que eran muchos más los que nacían que los que iban siendo devorados, muy pronto no dispusieron de espacio para moverse dentro de los reducidos límites de aquella angustiosa pesadilla. Nerviosas, irritadas e insaciables, las bestias buscaron una salida por el cerebro del hombre dormido: en pocos instantes se lo comieron, para seguir después construyendo túneles hacia el exterior a través de los ojos, de los oídos, de las fosas nasales, de los huesos del cráneo. Primero una, temerosa; luego cinco o seis con cautela: a continuación por docenas, confiadas; finalmente a miles, seguras y agresivas, todas escaparon del sueño para hacerse dueñas del mundo oscuro de la noche. Eran las ratas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada